COMENTARIO DEL PAPA
mayo 21, 2018
Mostrar todo

Historias con alma

A la hora de los postres, un niño de 5 años dice a su abuela:

– Abuela, ¡vaya trozo de tarta que te estás sirviendo!

– No es para mí, Juanito –replica la abuela-. Yo no quiero tanta. Este trozo es para ti…

– ¿Tan pequeñoooo?

¡Cómo cambia nuestra percepción de las cosas según nos afecten o dejen de afectarnos!. Por eso es de sabios pedir consejo a alguien que vea las cosas con neutralidad, desde fuera. La dirección espiritual no sólo es un medio de santificación. Es, en primer lugar, una manifestación de prudencia y sensatez. Vale la pena aprovecharla

Deja un comentario